Maletas de cabina

Las maletas de cabina son el aliado perfecto de cualquier viaje y es importante hacer una buena elección ya que van a pasar mucho tiempo a nuestro lado.

Tipos de maletas de cabina

Se llaman maletas de cabina, trolleys de cabina o trolley simplemente y la palabra “cabina” lo dice todo, están pensadas para viajar con ellas en la cabina del avión. Nos permiten evitar largas colas de facturación y tiempos de espera en las salas de recogida de equipajes y además sirven para muchos otros propósitos. Son por tanto la maleta ideal y por supuesto las superventas de los equipajes.

Dimensiones

Un factor clave a la hora de su elección es el tamaño que siempre debe ser inferior a 55x40x20 cm ya que la gran mayoría de las aerolíneas, tanto convencionales como low cost, es el que establecen como máximo. Todas las maletas de cabina a la venta en La Maletería tienen unas dimensiones inferiores a ese 55x40x20 o 115cm que es otra forma de verlo sumando todos los lados.

Ruedas y maniobrabilidad

Hay modelos de trolleys con 2 ruedas y con 4 ruedas giratorias siendo estos últimos los que proporcionan una mejor manejabilidad y comodidad de transporte, especialmente si son ruedas multidireccionales.

Rígidas o duras vs semirigidas o blandas

Las maletas semirigidas o blandas tienen muchas ventajas como equipaje de mano ya que son ligeras pero resistentes, son flexibles en cuanto a su capacidad y muchos modelos disponen de compartimentos exteriores muy útiles para llevar cosas que hemos de tener a mano como la tarjeta de embarque. También hay maletas expandibles que permiten aumentar su capacidad en caso de que no viajemos en avión o decidamos facturarlas en el regreso de un viaje durante el que se han multiplicado nuestras cosas (sí, es un misterio pero pasa). También hay modelos de maletas plegables, muy útiles para su almacenaje.

Los trolley de cabina rígidos son sin embargo una opción preferida por muchos viajeros. Son más ligeros y resisten mejor los viajes en bodega si en alguna ocasión se han de facturar.